¿Cuánto dinero realmente tienes para comprar un nuevo producto o servicio? Aquí te enseñamos a calcular tu capacidad de pago.

  La capacidad de pago es la cantidad máxima de tus ingresos que puedes destinar al pago de préstamos o a la compra de productos o servicios que no están dentro de tus gastos regulares. Es tu capacidad de financiamiento.

 ¿De qué está compuesta la capacidad de pago?

 La capacidad de pago reúne toda la información de tu presupuesto (si quieres saber más de como estructurar un presupuesto haz clic aquí).

 

  • Ingresos: cuál es tu ingreso líquido mensual, es decir, lo que recibes luego de los descuentos. Toma en cuenta todas las fuentes de ingresos que recibirás: sueldo, comisiones, arriendo de un bien, venta de un bien, etc.

 

  • Gastos básicos: cuánto dinero gastas para cosas de las que depende tu supervivencia: vivienda, servicios básicos, alimentación en casa, higiene básica, movilización, salud, educación, vestimenta básica.

 

  • Gastos no básicos y deudas: cuánto dinero destinas a gastos extras como televisión por cable, internet, teléfono celular y plan o recargas, alimentación fuera de casa, diversión, belleza, vestimenta extra, vacaciones y otros. También incluye el pago de préstamos a instituciones financieras, amigos, familiares, diferidos de tarjeta de crédito (excepto préstamos hipotecarios o estudiantiles que se consideran dentro de los gastos básicos).

 

En el cálculo de los gastos se deben tomar en cuenta los gastos eventuales, es decir, los que no se hacen todo el tiempo, como regalos de cumpleaños, navidad, matrícula del auto, entrada a clases, etc.

 

Recuerda que para tener una idea real de tus gastos, debes llevar un registro de gastos al menos por un mes, que incluya todos los gastos diarios que haces al centavo, sean con efectivo, tarjeta de crédito, cheque, transferencias, etc.

 

  • Ahorro: cuánto dinero separas de tus ingresos para destinarlo a un fondo de ahorro para emergencias o para alcanzar metas.

 

¿Cómo se calcula la capacidad de pago?

 

  • En primer lugar, ten claros los valores de: ingresos, gastos básicos y no básicos, pago de préstamos y ahorro, para que sepas cuánto dinero destinas a cada rubro.

 

  • En segundo lugar, resta de tus ingresos el total de gastos, pago de préstamos y ahorro, para qué conozcas tu dinero disponible y cuánto de él podrías destinar al pago de una deuda.

 

Ingresos – Gastos – Deudas – Ahorro = Capacidad de pago

 

  • En tercer lugar, divide cada uno los valores para el ingreso, para que sepas qué porcentaje de tu dinero significa cada rubro.

 

Gastos básicos                               /           Ingresos       = %

Gastos no básicos y deudas        /           Ingresos        = %

Ahorro                                            /           Ingresos        = %

Capacidad de pago                       /           Ingresos        = %

 

A continuación puedes ver tres ejemplos de capacidad de pago de acuerdo al nivel de gastos de Luis, María y José:

       Luis                                                          María                                                     José

Ingreso líquido  $500 100%   Ingreso líquido  $500 100%   Ingreso líquido  $500 100%
                     
Gastos básicos 250 50%   Gastos básicos 250 50%   Gastos básicos 250 50%
Gastos no básicos y deudas 100 20%   Gastos no básicos y deudas 180 36%   Gastos no básicos y deudas 250 50%
Total gastos y deudas 350 70%   Total gastos y deudas 430 86%   Total gastos y deudas 500 100%
                     
Ahorro 50 10%   Ahorro 20 4%   Ahorro 0 0%
                     
Capacidad de pago 100 20%   Capacidad de pago 50 10%   Capacidad de pago 0 0%

 

 

Se trata del mismo ingreso líquido mensual de $500 y el mismo monto de gastos básicos de $250:

 

  1. En el cuadro #1, Luis tiene pocos gastos no básicos y deudas, que significan 20% del ingreso. A esto se suma 50% de gastos básicos y 10% de ahorro = 80%. Queda 20%.

 

  1. En el cuadro #2, María tiene gastos no básicos y deudas Destina 36% a gastos no básicos y deudas + 4% al ahorro + 50% de gastos básicos = 90%. Queda 10%.

 

  1. En el cuadro #3, José registra un exceso de gastos no básicos y deudas, que significan la mitad del ingreso; ninguna cantidad destinada al ahorro. En este caso no hay capacidad de pago para nuevos préstamos o compras, pues al sumar los gastos básicos se utiliza todo el ingreso.

 

¿Qué hacer si no tengo capacidad de pago?

 

Los expertos recomiendan distribuir los ingresos de la siguiente manera para mantener un buen estado financiero:

 

  • 50% gastos básicos

 

  • 40% gastos no básicos y deudas –este es el límite de tus ingresos que puedes destinar a cubrir gastos extras y al pago de deudas; ambos rubros deben sumar máximo 40%

 

  • 10% ahorro

 

Por lo general, los ingresos son fijos y no aumentan. Si quieres tener mayor capacidad de pago para pedir un préstamo o comprar productos o servicios necesarios, debes controlar tus gastos. Los gastos se pueden:

 

  • Posponer. Si quieres comprar un refrigerador, puedes dejar otras cosas que tengas en mente para más adelante, como teléfono celular o zapatos nuevos. Define cuáles son tus prioridades y concéntrate en ellas.

 

  • Eliminar. Puedes dejar de comer en restaurantes y comprar postres en cafeterías. Es más barato comprar los insumos en el mercado o supermercado y preparar la comida en casa.

 

  • Reducir. Si destinas un alto porcentaje de dinero a gastos no básicos como salidas al cine, peluquería, juegos, etc., puedes bajar este consumo para tener más dinero disponible. En lugar de ir una o dos veces por semana, puedes hacerlo una o dos veces por mes.

 

  • Conservar. Estos son gastos básicos que se deben pagar cada mes, como el arriendo y los servicios básicos. Puedes buscar una vivienda de menor valor y ahorrar el consumo de agua y luz, utilizando solamente lo necesario.

 

Calcula tu capacidad de pago antes de pedir un préstamo o comprar productos y servicios. De esta manera tendrás control de tu dinero y lo destinarás a las cosas que necesitas, sin afectar tu presupuesto. Recuerda que lo más importante es que no gastes más de lo que ganas.

 Para más información:  

Visita Tú Guía Financiera Aquí

  

Regresar

Blog del Banco Solidario

Recuerda:

  • Suscribirte para recibir nuestro nuevo contenido
  • Compartir con tus redes el contenido que más te guste
  • Hacer preguntas y/o comentarios en los artículos

Suscríbete Ahora

Artículos Recientes